¿Quién es Eduardo Elsztain?

Eduardo Sergio Elsztain nació en Buenos Aires el 26 de enero de 1960. Estácasado, desde 1991, con la psicóloga Mariana Carmona, con quien hatenido cuatro hijos. Ex alumno del Colegio Nacional Buenos Aires,estudió economía en la UBA, aunque nunca llegó a recibirse, es accionista mayoritario de IRSA la empresa de bienes raíces más importante de la Argentina, a su vez controla Cresud S.A., El Banco Hipotecario, se lo considera el mayor terrateniente de la Argentina y el hombre más rico del País con una fortuna estimada entre 3.000 a 4.000 millones de dólares y desde el 2005 es Tesorero de Consejo Mundial Judío, a pesar de ser semejante empresario su nombre es poco conocido para la gente, por lo que aquí daremos a conocer un poco más su perfil.


En los primeros días del año, uno de los mejores regalos que recibió Eduardo Elsztain para su cumpleaños número 45 se lo dio su amigo y socio Edgar Bronfman. El dueño de una de las mayores fortunas del mundo le ofreció al empresario argentino el cargo de tesorero del Consejo Judío Mundial, el poderoso organismo internacional que preside el propio Bronfman.
Esta designación es sólo una muestra más del grado del reconocimiento e influencia que tiene Elsztain a nivel internacional y que contrasta con el bajo perfil con el que se maneja localmente. A pesar de que es el dueño de casi todos los shopping centers porteños y el principal accionista del Banco Hipotecario, en la Argentina su nivel de exposición pública es casi nulo, aunque la situación cambia radicalmente cada vez que cruza las fronteras.
Elsztain es posiblemente el empresario argentino con mayores contactos en el mundo de los negocios. Desde hace varios años tiene una asistencia perfecta al Foro Económico de Davos -donde en la última edición tuvo la difícil tarea de defender en una mesa redonda al país de los ataques de la dura número dos del Fondo Monetario Internacional, Anne Krueger- y como ningún otro argentino tiene llegada directa a varios de los hombres más ricos del mundo, que en muchos casos se suman como socios a sus proyectos locales.
La leyenda que se creó en torno a IRSA, la mayor empresa argentina de inversiones en bienes raíces, cuenta que Elsztain viajó a Nueva York en 1989 con el objetivo de convencer a George Soros -un financista de origen húngaro pero nacionalizado norteamericano que hizo gran parte de su fortuna especulando contra la libra esterlina- de que invirtiera en la Argentina, sin mayor carta de presentación que un par de propuestas para comprar tierras y edificios en el mercado local. Sin embargo, la historia real es un poco menos espectacular. Elsztain llegó a encontrarse cara a cara con Soros gracias a los contactos que fue desarrollando dentro la colectividad judía en Buenos Aires, que fueron los que le abrieron las puertas del poderoso empresario.
Con Soros, Elsztain trabajó durante más de diez años, hasta que el millonario del norte decidió canalizar sus inversiones hacia otros mercados más seguros. Según los hombres de IRSA, para Soros la Argentina resultó un excelente negocio y con sus inversiones durante los noventa ganó más de US$ 500 millones. Pese a esto, la relación entre ambos empresarios no terminó del todo bien y el detonante de la separación fue la decisión del norteamericano de especular con la compra y venta de bonos de la deuda argentina en el año 2000, cuando el país estaba a punto de caer en la peor crisis económica de su historia.
Más allá del espaldarazo que significó contar con el apoyo (y los millones de dólares) de Soros, la decisión de invertir en el negocio de bienes raíces era casi una imposición familiar para Elsztain. El abuelo de Eduardo, Isaac, había dado los primeros pasos en este mercado con la fundación, en 1943, de IRSA, que durante sus primeros años se consolidó como una de las principales inmobiliarias de Buenos Aires, aunque en los noventa, cuando Eduardo tomó el control de la empresa, apenas contaba con un capital de 100.000 pesos.
En el momento en que decidió hacerse cargo de los negocios de la familia, Elsztain recién había terminado el secundario en el Colegio Nacional Buenos Aires y estaba cursando los primeros años de la carrera de economía en la UBA. La carrera universitaria nunca la pudo terminar, pero con ayuda de Soros y su habilidad para desarrollar nuevos negocios fue construyendo un verdadero imperio inmobiliario, que hoy incluye a los principales shoppings de Buenos Aires (Alto Palermo, Patio Bullrich, Paseo Alcorta, Design Center y Abasto), campos ganaderos y agrícolas en todo el país (agrupados bajo la empresa Cresud), hoteles de lujo (Llao-Llao, Intercontinental y Sheraton Libertador) y varios edificios emblemáticos, como el Rulero de Retiro, el Laminar Plaza, de Catalinas, y su última adquisición, la torre de Microsoft, por la que hace unas semanas pagó 27 millones de dólares.
Para los próximos meses, además, tiene en proyecto inversiones por $ 300 millones que se destinarán básicamente al inicio de obras para levantar un par de centros comerciales en el barrio de Caballito y en la ciudad de Neuquén, y la construcción de un complejo de viviendas y oficinas en la ex Ciudad Deportiva de Boca.
Como tantos otros empresarios argentinos que intentan ganar en escala, Elsztain ahora también puso la mira en Brasil. Para IRSA, en realidad, se trata de un regreso, ya que a mediados de los noventa la empresa había incursionado allí, asociada con un grupo local en los negocios de los shoppings y la administración de edificios de oficina. La vuelta al mercado brasileño, esta vez, se concretaría con Cresud, la compañía de inversiones agro-ganaderas del grupo, que ya está en busca de campos en el socio mayor del Mercosur.
Para financiar todos estos proyectos, el lugar que tenía Soros dentro del esquema de negocios del grupo IRSA fue ocupado por otros tres de los empresarios más ricos del mundo: Sam Zell -uno de los cinco mayores propietarios de inmuebles de los Estados Unidos-, Michael Steinhardt -dueño de uno de los principales fondos de inversión- y el propio Bronfman, que hizo su fortuna con la venta de la fabricante de bebidas Seagram y los estudios Universal.
Como en el caso de Soros, las relaciones personales jugaron un papel clave en la elección de los nuevos socios de IRSA. De hecho, a Bronfman, Elsztain lo conoció hace unos años en un bar-mitzva en Israel donde le comentó de las perspectivas de inversión que ofrecía el mercado argentino. Ese día Bronfman le dio su tarjeta y le pidió que lo llamara en tres días. Pocas semanas después el millonario norteamericano ya se había sumado como accionista de IRSA.
Círculo íntimo
Como muchos empresarios, Elsztain decidió rodearse de familiares dentro de sus compañías. Su hermano y mano derecha Alejandro Elsztain ocupa la gerencia general de sus principales negocios (IRSA, Cresud), mientras que otro de sus hermanos, Daniel, está a cargo de los centros comerciales y su primo Fernando maneja los negocios inmobiliarios.
Sin embargo, Eduardo también tiene un lugar reservado para sus amigos de la infancia, que a pesar de los años juegan papeles claves dentro de sus negocios. Clarisa Lifsic de Estol preside el Banco Hipotecario -¿hoy en manos del estado?-, mientras que Saúl Zang es el abogado de todas las empresas del grupo. El trío de amigos/colaboradores de Elsztain se completaba con Marcelo Mindlin, a quien conoce desde hace más de 20 años y que fue vicepresidente de IRSA desde 1991 hasta que, a fines de 2003, decidió apartarse del grupo para concentrarse en el desarrollo del fondo de inversiones Dolphin.
En la última semana Midlin saltó a las tapas de los diarios con la compra de Edenor, dentro de una estrategia de inversión que incluye el crecimiento de Dolphin en el sector de los servicios públicos. Elsztain, en cambio, siempre prefirió mantener el foco de sus negocios en los rubros que más conoce -inmuebles, finanzas y shoppings-, y esta diferencia de criterios fue la que desencadenó la separación de los dos amigos de la adolescencia.
Los que están cerca de Elsztain reconocen que, como en todo divorcio, la salida de Mindlin no estuvo exenta de algunos reproches, pero aseguran que los empresarios mantienen hoy una buena relación personal y profesional y que, de hecho, en los últimos meses, Mindlin invitó al número uno de IRSA para participar junto a Dolphin en varios negocios como las compras de Transener y Edenor.
El bajo perfil que cultiva Elsztain en los negocios se acentúa a la hora de hablar de su vida privada. Desde 1991 está casado con la psicóloga Mariana Carmona, que no sólo se dedica a la crianza de sus cuatro hijos sino también al manejo del Museo de los Niños que funciona dentro del shopping del Abasto.
A pesar de que es dueño de gran parte de Puerto Madero y de barrios privados de lujo como la estancia Abril, Elsztain le sigue siendo fiel al barrio de Belgrano, donde nació y vivió toda su vida, y a la hora de irse de vacaciones elige la Patagonia. Por esta razón, hace unos meses concretó la compra de una estancia de 100 hectáreas en la península Quetrihué -sobre el Lago Nahuel Huapi- que comienza en Villa La Angostura y en cuyo extremo se encuentra el Bosque de Arrayanes. Según los rumores del mercado, por el campo habría pagado cerca de US$ 10 millones.
A la par de los negocios que cierra con IRSA y Cresud, Elsztain también lleva adelante una mucha más silenciosa tarea filantrópica. De su bolsillo financia a varias instituciones judías, como colegios, sinagogas y comedores, incluyendo el templo al que concurre habitualmente en el barrio de Belgrano. Además, preside la filial argentina de la prestigiosa fundación internacional Hiller. Esta entidad fue creada en 1917 en los Estados Unidos y se dedica a ayudar económicamente a jóvenes de la colectividad judía para que puedan completar sus estudios universitarios.
Como está claro, la religión ocupa un papel fundamental en la vida de Elsztain. Sus colaboradores aseguran que siempre fue una persona muy interesada por los temas espirituales, pero que en los últimos años fue profundizando su acercamiento a la religión e involucrándose más en las actividades del movimiento ortodoxo judío Jabad Lubavitch. De hecho, siempre cumplió con la tradición de respetar el sabat y dejar de trabajar los viernes en el momento en que aparece la primera estrella. Pero más allá de este hecho que le ganó las simpatías de sus secretarias y colaboradores que pueden calcular sin margen de error la hora y los minutos exactos en los que termina la semana laboral de su jefe, ahora hay otro detalle que da cuenta de la religiosidad de Elsztain. Desde hace un par de meses, el empresario decidió observar otro de los preceptos del rito judío y comenzó a usar a toda hora y en todo lugar la tradicional kipá.
Belgrano ante todo
Eduardo Elsztain nació en Buenos Aires el 26 de enero de 1960. Está casado, desde 1991, con la psicóloga Mariana Carmona, con quien ha tenido cuatro hijos. Ex alumno del Colegio Nacional Buenos Aires, estudió economía en la UBA, aunque nunca llegó a recibirse. Es dueño de gran parte de Puerto Madero y de lujosos barrios privados, pese a lo cual prefiere residir en Belgrano.
Hombre de negocios
Su abuelo fue el fundador de IRSA, en 1943, por entonces una importante inmobiliaria que, con el tiempo, se convirtió en la mayor empresa argentina de inversiones en bienes raíces. Considerado uno de los mayores terratientes de la Argentina, es dueño de los principales shoppings de Buenos Aires y también el principal accionista del Banco Hipotecario.
• IRSA – Empresa inmobiliaria fundada de la flia. Elsztainen 1943. Presidente: Eduardo Elsztain; gerente general: AlejandroElsztain; director de centros comerciales (shoppings): Daniel Elzstain;director negocios inmobiliarios: Fernando Elsztain; abogado del grupo:Saúl Zang; vicepresidente hasta 2003: Marcelo Midlin (hoy presidentedel Dolphin Fund fundado por George Soros, que acaba de comprar parteEdenor a la francesa EDF). Sus principales socios financistasinternacionales aparte de Bronfman y Soros incluye a Samuel Zell (unode los mayores terratenientes de EEUU; chairman of Equity GroupInvestments, LLC. y chairman de Equity International Properties, Ltd) yMichael Steinhardt (dueño del enorme fondo de inversiones SteinhardtPartners de EEUU y fundador del Jewish Life Network, que promueveiniciativas e intereses judíos y sionistas en todo el mundo). IRSAcotiza en la Bolsa de Buenos Aires y en Nueva York. Elsztain también esmiembro y tesorero del Consejo Empresario Argentino, del Grupo de losCincuenta (presidida en Nueva York por Moisés Naím y Jessica Matthews,ambos del Carnegie Endowment for International Peace), de la FundaciónNovum Millenium y del World Economic Forum (ver abajo).
• Banco Hipotecario – Controlado por IRSA a través de la socia de Elsztain, Clarisa Lifsic de Estol presidenta del Bancomientras Elsztain es su vicepresidente y entre sus directores seencuentran Jacobo J. Dreizzen, co-artífice del Mega-Canje de Junio 2001junto con Domingo Cavallo (sobre cuyo “regreso” alertamos en “ElTraductor Gráfico” No. 26) y Daniel Marx (éste último socio de NicholasBrady – el de los “Bonos” homónimos); todos sobreseídos por la”justicia” en los juicios que les entablaran Mario Cafiero y Juan G.Labaké por el fraude perpetrado con esa mega operación que terminóaplastando a la economía argentina en Diciembre 2001.
• Fundacion Endeavour – Presidente en la Argentina: Eduardo Elsztain – presidenta en EEUU: Linda Rottenberg (miembro del Council onForeign Relations). Junto a Elsztain en la Argentina lo acompañan WoodsStaton (Vicepresidente y representante de McDonalds), Lisandro Bril(Tesorero, miembro del Grupo de los Cincuenta), Oscar Toppelberg(Secretario y ex-director del Dolphin Fund), María Eugenia Estenssoro(vocal), Santiago Bilinkis (vocal). Elsztain también reviste en elConsejo Asesor Global de The Endeavour Foundation de Nueva York junto aAriel Aisiks (Director Ejecutivo de la banca Morgan Stanley,casualmente uno de los bancos donde Néstor Kirchner mandó losdesaparecidos cientos de millones de dolares de la Provincia de SantaCruz), Edward Misrahi (Director de la banca Goldman, Sachs & Co. -Area Latinoamerica -dueños del grupo Clarín-), Francisco de Narvaez(Next International, CEO), Juan Peirano (Grupo Velox) Alvaro Saieh(empresario chileno presidente de Corp Group International Ltd; ymiembro de la Americas Society); Susan L. Segal (Chase Capital PartnersLat.Am.Division y presidente de la Americas Society), Fredric E. Steck(director gerente de Goldman, Sachs & Co.) y Martin Varsavsky(ubicuo “inversor”/especulador argentino; financista de la narco-líneaaérea Southern Winds y del portal de Antonito de la Rúa Educom.ar).
• The Dolphin Fund Management – Fundada en 1990 por Elsztain para administrar carteras de inversiones en mercados emergentes y en especial en América Latina. Dolphin maneja Dolphin Latin America, un fondo común de inversión para el mercado argentino y Dolphin Fund, un vehículo de inversión para inversores internacionales. Hoy a cargo de Marcelo Mindlin, socio de Elsztain en IRSA.

Fuentes
1. http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=718050
2. http://www.taringa.net/posts/info/3024185/Eduardo-Elsztain_-el-dueno-de-la-tierra-en-Argentina.html
3. http://www.atp.com.ar/post/Info/88179/Eduardo_Elsztain_El_Dueno_De_La_Tierra_En_Argentina.html
4. http://www.worldjewishcongress.org/
5. http://es.wikipedia.org/wiki/Congreso_Mundial_Jud%C3%ADo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s